El automovilismo es una de las aficiones que cuentan con más seguidores alrededor del planeta. Prácticamente no hay un rincón del globo en el que no haya un conductor entusiasmado con la mecánica de su vehículo o la estética de su última adquisición. Con vistas a las celebraciones navideñas, tal vez te interese descubrir algunos de los mejores regalos que pueden hacerse a un aficionado de los coches.

Suscripción a un club de automovilistas

Te advertimos de que se es no es un regalo económico pero, sin duda, es una garantía para acertar. Existen muchos clubes que ofrecen ventajas a sus socios a la hora de realizar un viaje, como la asistencia en carretera (también en el extranjero), descuentos en compras relacionadas con el automóvil o asesoramiento en la planificación de rutas y viajes.

Un viaje por carretera

De un tiempo a esta parte, se han popularizado las cajas regalo o cajas de experiencias, existiendo una amplia variedad de opciones para regalar. En el caso de los amantes de los coches, una caja regalo para un viaje en carretera puede ser una magnífica elección. Por ejemplo, puede ser una experiencia de tres o cuatro días recorriendo una carretera especialmente atractiva (como la ruta 66, por ejemplo), con el alojamiento cubierto.

Conducción de coches deportivos

¿Qué experiencia puede resultar más gratificante para un aficionado al motor que ponerse al volante de un bólido de carreras? Muchas empresas ofrecen la posibilidad de conducir un coche deportivo en un circuito cerrado. Estas experiencias incluyen una pequeña instrucción previa y el acompañamiento de un piloto experto.

Kit de emergencias en carretera

Las rutas en coche son una fuente de sorpresas pero no todas son igual de agradables. Por ello, un kit para emergencias es un regalo práctico donde los haya. Algunos de los artículos presentes en el kit pueden ser una linterna, triángulos de señalización, chalecos reflectantes, una pequeña pala, cadenas para la nieve… Es un regalo que nadie espera utilizar pero cuya simple presencia en el automóvil puede sacarnos de más de un apuro.

Un modelo en miniatura de un coche

Las miniaturas de automóviles son especialmente valoradas por los coleccionistas aficionados a los coches. Una buena idea para dar en el blanco es la de regalar una miniatura del modelo favorito de nuestro amigo o de su vehículo actual.

Descubre otras interesantes sugerencias para acertar en tus próximos regalos navideños en nuestra página web.