Las guías de viajes suelen ofrecer mucha información sobre cómo aprovechar al máximo nuestra estancia en cualquier destino (es lo suyo) pero, en ocasiones, no se dispensa a los preparativos la atención que merecen. Si piensas irte de viaje próximamente o si lo harás en algún momento de tu vida, considera seguir estas pautas en los días previos a tu marcha.

Confirma todas tus reservas

Un buen viaje suele planificarse con tiempo, estudiando las mejores opciones de alojamiento, las ofertas más interesantes de las aerolíneas o las tarifas más reducidas para las actividades a realizar en el destino. Sin embargo, podría ocurrir que alguno de estos trámites no se haya completado (ese último paso olvidado). Recopila todas tus reservas y confirma su validez.

Informa a algún conocido sobre tus planes

Sí, nosotros también creemos que el mejor viaje es aquel en el que nadie de nuestro entorno más inmediato nos molesta (reconoce que tú también lo piensas). Con todo, el mero instinto de supervivencia nos aconseja informar a algunas personas sobre los lugares que vamos a visitar. De este modo, podrían localizarnos con mayor facilidad si sufriéramos cualquier contratiempo y quedáramos incomunicados.

Recoge el jardín y tus exteriores

¿Esperas alguna visita durante tus vacaciones? Si la respuesta es negativa, considera introducir dentro de tu vivienda todos los muebles que tengas en jardines, terrazas o balcones. Lo único que harán será coger polvo o deteriorarse, obligándote a limpiarlos o reemplazarlos a tu vuelta.

No dejes pagos pendientes

La tentación de aprovechar un viaje para huir de nuestras obligaciones financieras es difícil de resistir pero el precio a pagar es una desagradable sorpresa a nuestro regreso. Si durante tu viaje se van a producir vencimientos de todo tipo, asegúrate de que dejas tus cuentas con los fondos necesarios para hacer frente a estas obligaciones. De igual modo, si tienes alguna factura o algún impuesto pendiente, es aconsejable que lo abones antes de irte.

¿Qué tiempo hará mañana?

Si visitamos Valencia, Alicante o cualquier otra aconsejable ciudad de la costa levantina española, es de suponer que disfrutaremos de un buen clima. Pero, ¿y si justo a la misma hora en aterrizaremos está prevista la llegada de una pequeña borrasca? Nunca está de más comprobar la situación meteorológica justo el día antes de irse. Por si acaso.

Visita nuestro blog y encontrarás valiosas recomendaciones para tus próximos viajes.