La Navidad está a la vuelta de la esquina aunque en algunas ciudades ya han arrancado los preparativos para tan señaladas fechas (la Casa Blanca, sin ir más lejos, ya ha recibido su célebre árbol). Se trata de una celebración que tradicionalmente se ha vivido en la calidez del hogar pero cada vez son más los que se animan a viajar. Si estás sopesando esta idea, te proponemos algunos destinos imprescindibles.
Praga (República Checa)

No hace tanto que solía hablarse de Praga como una de las capitales de Europa menos conocidas y, al mismo tiempo, con más que ofrecer al visitante. En estos momentos, la capital checa es sobradamente conocida entre los viajeros, a pesar de lo cual sigue siendo un destino plagado de secretos. Su excepcional casco antiguo y su rico patrimonio urbano son dos poderosas razones para acercarse a Praga.

Tromso (Noruega)

Tromso está considerada la ciudad más septentrional del planeta (no hay ningún núcleo habitado con una población superior o similar más próximo al círculo polar ártico). La capital del Ártico no es apta para los más frioleros, puesto que la Navidad se vive aquí con temperaturas muy por debajo de los 0 ºC (la temperatura media en diciembre en los últimos 20 años es de -4 ºC). La catedral, el museo polar o las excursiones al Storsteinen son algunas de las posibilidades.

Reikiavik (Islandia)

La capital islandesa es otro destino para valientes. Apenas podemos disfrutar de cuatro horas de sol al día durante el periodo invernal pero la oscuridad confiere a la ciudad un encanto muy especial. Su población tiene una muy merecida fama de hospitalaria y en los últimos años se ha vivido un auténtico boom de la arquitectura de vanguardia. Las excursiones por los alrededores son igualmente recomendables.

Edimburgo (Escocia, Reino Unido)

Algún viajero ha comentado que Edimburgo es una de las ciudades más bonitas de Reino Unido si no la que más. Exagerada o no esta valoración, resulta innegable que la capital escocesa es un destino que colma cualquier expectativa. El Palacio de Holyrood, la Old Town o la comercial Princes Street son algunas de sus atracciones. Por cierto, no dejes de acudir a los conciertos de gaita frente al monumento de Sir Walter Scott.

Venecia (Italia)

La ciudad de los canales no necesita presentación. La Navidad es, además, una época del año en la que la ciudad no sufre la masificación turística.

Prepara tu próximo viaje con las recomendaciones que encontrarás en este blog.