Como quien no quiere la cosa, la Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella llegarán también unos más que merecidos días de descanso.