Desde su incremento de turismo internacional y, principalmente, desde la reciente apertura de las relaciones con los Estados Unidos, Cuba se ha posicionado como uno de los sitios ideales para realizar un viaje. La posibilidad de descubrir una historia única donde el café, el dominó y la vida “a lo cubano” forman un combo imperdible ahora es real. Uno de los focos que ha posibilitado e incrementado el turismo en la isla también es el de los autos antiguos. ¿A qué se debe esto?

En Cuba, durante casi cincuenta años, se han utilizado relativamente poco (o nada) los coches y han quedado guardados en manos de cada propietario. Esto posibilitó que vehículos de las décadas del 50 y 60 se hayan conservado realmente a la perfección y hoy en día luzcan en su estado original. Desde ya que eso impactó en el turismo, puesto que encuentra una gran atracción en vivir algo que solo se puede experimentar en este país. Los autos americanos que se encuentran en Cuba permiten realizar un viaje en el tiempo y disfrutar al máximo de un país que tiene mucho para dar. El auge del turismo los ha rescatado del olvido cada vez en mayor proporción, y ello se observa en muchas de sus calles repletas de vehículos de antaño.

Si usted quiere tomar postales únicas y vivenciar esta experiencia en primera persona, en Cuba puede encontrar eso y mucho más. En la Habana existe la posibilidad de descubrir el fabuloso barrio restaurado de la “Habana Vieja”, donde plazas, catedrales y edificios antiguos se imponen a modo de coro al turista, hasta la opción de ir hasta “La Cabaña” y observar el antiguo fuerte y, por las noches, el tradicional cañonazo hacia el mar.

Para los amantes de la naturaleza, las playas de Cuba están valoradas como las más bonitas de todo el mundo. Aguas cristalinas, temperatura ideal y la posibilidad de realizar actividades de buceo y snorkel, permiten al visitante obtener un combo único. Combinar esa ciudad de gran vida nocturna con cayos increíbles y paradisíacos hoy es posible en Cuba, sobre todo si se lo realiza en un americano antiguo. Tan solo escuchar el motor de estos potentes vehículos conservados a lo largo del tiempo suponen una experiencia magistral.

En el blog Salon usted puede encontrar interesantes reseñas de viajeros, con entradas sobre distintas experiencias que detallan esta particularidad de vivir la historia cubana a través de sus vehículos.