Los ecos de la última edición del CES (Consumer Electronics Show), celebrada en Las Vegas entre el 9 y el 12 de enero, están dando mucho que hablar en numerosos ámbitos. Uno de los temas que más atención suscitaron en esta mediática cita fue el de los drones, dentro de la categoría de “Robótica e Inteligencia Artificial”. A continuación, recopilamos algunas de las grandes novedades que nos dejó el CES en materia de drones y aeronaves no tripuladas en general.

Aplicaciones comunitarias de los drones

La industria de los drones se encuentra ya en una fase ciertamente avanzada de su desarrollo, de ahí que buena parte de las noticias sobre estas aeronaves se centren en sus aplicaciones comerciales. Una de las mesas redondas del último CES se centró, precisamente, en abordar las posibilidades comunitarias de los drones y la conducción autónoma. Todos los presentes coincidieron en que los drones acabarían formando parte del ecosistema de las ciudades y que serían utilizados para ofrecer los servicios sociales más variados. Sin duda, el hecho de que la Secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine L. Chao, coincidiera con esta visión, prueba su viabilidad.

El papel de los drones en las “Ciudades Inteligentes”

Entroncando con el contenido anterior, el concepto de ‘Smart City’ cobra fuerza por momentos y los drones tienen mucho que decir en este frente. Una voz tan autorizada como la de Brian Sandoval, gobernador del Estado de Nevada (donde se desarrolló el CES) y presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA), puso en valor distintas iniciativas públicas. Tal sería el caso de “Ahead of the Curve” (en la cresta de la ola), un programa impulsado por la NGA que contempla el uso de drones en labores de vigilancia, asistencia y transporte.

Balance de 2017, expectativas para 2018

Fue uno de los foros con mayor número de participantes, incluyendo emprendedores, investigadores y responsables públicos. En el balance sobre 2017 se destacó la difusión de los drones en ámbitos tan específicos como el de los servicios de seguridad. Sin embargo, también se denunció el hecho de que muchas Administraciones Públicas no hayan adecuado las normativas a esta nueva realidad. Así, uno de los retos más importantes de cara a 2018, es conseguir que las dudas de los legisladores no mermen las posibilidades de los drones.