No hace falta sumergirse demasiado entre la gente para comprender que el verano está a la vuelta de la esquina. Nos encontramos, de hecho, en la época por excelencia para empezar a planificar las próximas vacaciones. Si estás ultimando los detalles para un viaje inminente (o varios), repasa las siguientes indicaciones para disfrutar de una experiencia sin sobresaltos.

1. Dormir por el camino

Parece un contrasentido pero si te detienes un momento a meditarlo, cobra pleno interés. Si vamos a realizar un trayecto relativamente largo hasta nuestro destino, quizá resulte más conveniente aprovecharlo para descansar y no tener que acostarse nada más llegar al hotel.

2. Atención a los datos móviles

El teléfono móvil hace tiempo que dejó de servir únicamente para comunicarse con otros usuarios. Algunas de sus funciones están tan arraigadas en nuestra rutina que se nos olvida que precisan de una conexión a Internet. Asegúrate de estar navegando mediante una conexión Wi-Fi o a través de aplicaciones de bajo o nulo consumo.

3. Ofertas, promociones y libre acceso

Independientemente del destino vacacional, seguro que habrá museos y monumentos que visitar. No estaría de más comprobar en qué días puede accederse de manera gratuita a dichos espacios o qué promociones especiales están en vigor durante nuestra estancia en esa ciudad.

4. Reducir los gastos diarios

Degustar un buen menú en un lujoso restaurante es una experiencia que, para qué negarlo, todos queremos vivir en nuestras vacaciones. Ahora bien, quizá resulte más interesante acotar este tipo de gastos para poder prolongar unos días más nuestro viaje.

5. Programas de fidelización

Muchas aerolíneas ofrecen programas especiales para aquellos viajeros que utilizan habitualmente sus servicios. Es por ello que tal vez te resulte más rentable utilizar siempre la misma compañía aérea en lugar de buscar el mejor precio para cada vuelo.

6. La importancia de la anticipación

A estas alturas, planificar un viaje con antelación no es ningún secreto arcano. Realiza las reservas cuanto antes no solo para ahorrar sino para no ir de cabeza en los días anteriores al vuelo.

7. Combinaciones de vuelos

En línea con lo planteado en el punto 5, posiblemente reduzcas el importe de tu viaje utilizando una compañía aérea para el vuelo de ida y otra para el de vuelta. Estudias las combinaciones más interesantes.

8. Compra ahora, decide después

¿Has encontrado una ganga de casualidad? Comprueba si tiene cancelación anticipada y reserva ya. Siempre puedes replanteártelo con posterioridad.

9. Devoluciones fiscales

Es un asunto un tanto complejo pero en determinados países (caso de los de la UE) puedes enfrentarte a impuestos altos al consumo que, a tu regreso al aeropuerto, puedes tratar de recuperar.

10. Compras en el extranjero

En lugar de llenar tu maleta con productos adquiridos en tu supermercado habitual, sopesa dejar ciertas compras para el destino si este es más barato.

Visítanos con frecuencia y no dejes ningún cabo por atar antes de tus vacaciones.