Que el propósito de cualquier actividad industrial sea conseguir el mayor volumen de ventas posible parece admitir poca discusión. Pero como tantos otros convencionalismos, muchas industrias están cambiando a marchas forzadas para adaptarse a los nuevos paradigmas de consumo. En la potente industria automovilística, arrecian las voces que apuntan a una creciente reorientación de su modelo de negocio, confiriendo una creciente importancia del alquiler de vehículos en su estrategia comercial. Algunas de las marcas más importantes del sector están tomando posiciones al respecto.

Volvo, un programa consolidado y económico

Bajo la denominación de Care by Volvo, la casa sueca ha sido una de las más rápidas a la hora de poner en marcha un programa de alquiler de vehículos, hasta el punto de que ya está disponible en toda Norteamérica. Las características fundamentales de este programa es la oferta relativamente reducida de modelos y los precios algo más asequibles que los de la competencia. El SUV compacto XC40 es una de las opciones más populares del catálogo.

BMW, un servicio embrionario y exclusivo

Si Volvo pone la cara más asequible de la moneda, BMW ha apostado por la más exclusiva. El programa todavía se encuentra en una fase muy inicial de su expansión por el territorio estadounidense, pudiéndose encontrar únicamente en Nashville (Tennessee). La firma alemana ha puesto en el escaparate algunos de los superdeportivos más cotizados del mercado, como la línea BMW M. Los alquileres, lógicamente, se disparan, pudiendo alcanzar los 2.000 dólares mensuales.

General Motors, el programa que marca tendencia

El poderoso grupo de Detroit fue el primero en lanzar al mercado un programa de alquiler de vehículos, centrado, principalmente, en automóviles de gama alta. Book by Cadillac ofrece la posibilidad de arrendar los modelos de la lujosa marca, cualquiera de los cuales puede alquilarse por 1.800 dólares al mes en diferentes ciudades norteamericanas (Nueva York, Los Ángeles, Dallas…).

Porsche, la punta de lanza del grupo Volkswagen

Volkswagen es el mayor fabricante automovilístico mundial y sus cifras globales de ventas no han dejado de aumentar en la última década. Sin embargo, el grupo alemán también está testando las posibilidades del mercado del alquiler aunque lo está haciendo con su marca más glamurosa. El programa Passport permite alquilar un Porsche por entre 2.000 y 3.000 dólares, servicio que, por ahora, solo se presta en Atlanta (Georgia).

La industria está cambiando aceleradamente. Visita nuestro blog y no te quedes al margen de las últimas novedades.