La capital de Israel es también una de las grandes capitales financieras de Próximo Oriente, siendo, para muchos, el ejemplo de ciudad emprendedora y abierta a los negocios. También es un centro educativo de primer orden y alberga una oferta cultural variada y de gran calidad. De igual modo, la vitalidad de Tel Aviv no disminuye lo más mínimo cuando cae la noche. La ciudad cuenta con distintas zonas de marcha que empiezan a ganar protagonismo entre los puntos de interés que debe visitar cualquier viajero. Toma nota.

La primera propuesta es una de las más tradicionales. Nos vamos hasta los bares próximos al Rothschild Boulevard, tan numerosos y diferentes entre sí que resulta difícil realizar una selección justa. Por ello, dejaremos a la elección de cada cual el local por el que se decante durante su estancia en Tel Aviv. En todos ellos, el visitante disfrutará de un ambiente social siempre animado, una atmósfera cautivadora y múltiples estilos de comida, bebida y música. Cervecerías, locales refinados, pistas de baile… El abanico de posibilidades garantiza espacios para todos los gustos.

Siguiendo la estela de los bares pero adentrándonos en el corazón de la ciudad, la plaza Dizengoff y las calles más próximas constituyen otra de las zonas nocturnas por antonomasia. Como curiosidad, es aquí donde abre sus puertas Sixth of May, algo así como un templo para el colectivo ‘hípster’ en el país hebreo. Algo más al este, en Ibn Gabirol, destacan algunos bares frecuentados por la alta sociedad israelí y alguna que otra celebridad pública (como Otto). También en Ibn Gabirol es especialmente conocida la amplia oferta de bebidas de HaMezeg, algo más popular que los anteriores.

La playa y el paseo marítimo de Tel Aviv es otro espacio que no queda al margen de la ambientación nocturna, albergando algunos de los bares y locales más visitados por los turistas. Clara y Kibutz son dos de los pubs predilectos de los visitantes occidentales, con marcas alcohólicas adaptadas a sus gustos. Claro que no todo el ocio se limita a los establecimientos que abren todos los días (o casi todos). En Tel Aviv es posible disfrutar de conciertos y otros espectáculos nocturnos todos los meses y casi todas las semanas. Una última sugerencia que te hacemos es que seas tú mismo quien se preocupe por localizar los numerosos bares “secretos” que te esperan en la ciudad.